Desde hace muchos años existen empresas en nuestro país que no sólo se dedican a la producción de bienes o servicios, también tienen una responsabilidad social. Las motivaciones para asumir esta responsabilidad pueden deberse en gran parte: a la deducción o desgravámenes que puedan hacer de sus impuestos; a una inversión en valores no económicos; quizás a una forma de promocionar sus productos y no menos creíble por el apoyo a una buena causa...

¿Qué las motiva a hacer frente a obras de bien público? La respuesta es una combinación de todas las cosas. A pesar de no recibir una gratificación inmediata, las empresas buscan en la magnanimidad un intercambio de valores y casi siempre obtienen beneficios, vía ventajas impositivas o porque la comunidad asocia su imagen a un tema que interesa a todos. No obstante, es la Comunidad la que siempre resultará beneficiada.

Mucho antes de que la frase desarrollo endógeno produjera urticaria, la responsabilidad social empresarial (RSE) en Venezuela es una práctica de vieja data, puesta en marcha en la década de los 30'. El empresariado de nuestro país fue uno de los primeros en incursionar en esta área en el contexto Latinoamericano.

Por lo que desde hace muchos años entre las empresas que son socialmente son consideradas "responsables" y antes de decretarse cualquier tipo de imposición o mandato el Grupo Empresarial Polar ha sido un gran impulsor del desarrollo endógeno de las comunidades pobres de nuestro. Sus aportes lo han ubicado como uno de los pioneros dentro de la denominada responsabilidad social empresarial, habiéndose colocado en el primer lugar de dichas Empresas en el año 2004, luego de haber aportado 28 millardos 805 millones de bolívares. En esta oportunidad le seguirían Cantv, con un aporte de 16 millardos 72 millones 755 mil 605 bolívares; C.V.G. Electrificación del Caroní (Edelca), con 12 millardos 777 millones 885 mil 848 bolívares; Banco de Venezuela Grupo Santander, con 6 millardos 358 millones 482 mil 607 bolívares; Banesco Banco Universal, con Bs. 5 millardos 730 millones de bolívares.

Empresas Polar y Fundación Polar es un conglomerado industrial venezolano que agrupa más de 40 compañías en las áreas de bebidas, alimentos y otras actividades económicas. Su origen se remonta a la creación de Cervecería Polar C. A., en 1941, con una pequeña planta en el Oeste de Caracas. Muchos años han pasado y hoy Cervecería Polar posee el sistema de distribución más importante de Venezuela, que garantiza la presencia de sus productos en más de 100 mil establecimientos comerciales. Este conglomerado comercial se ha destacado por la capacidad de satisfacer la demanda de sus productos, que han mantenido su liderazgo en el mercado venezolano. Hace algunos años Polar inicio su penetración en otros mercados como: Colombia, Brasil, Las Islas del Caribe y en varios países de Latinoamérica y adicionalmente en Estados Unidos y Europa a través de exportaciones.

El aporte total de Empresas Polar en patrocinios deportivos no profesionales ascendió en esa oportunidad a 7 millardos 805 millones de bolívares, desplegando una doble labor: patrocinios profesionales y patrocinios no profesionales. No se incluyen los patrocinios profesionales, dado que los mismos generan un retorno en metálico para la compañía, pero es menester precisar que «de algún modo y parcialmente» esto forma parte de los factores no cuantificables, si se toma en cuenta, por ejemplo, que los atletas patrocinados juntan recursos con Empresas Polar para apoyar el desarrollo de sus respectivas disciplinas, en sus correspondientes lugares de origen.

De su lado, el trabajo de Fundación Polar comprendió 68 proyectos «de los cuales se iniciaron 11 y 9 se culminaron», y se desglosa de esta forma: fomento del capital humano, generación de conocimientos e innovación, imagen institucional y difusión, fortalecimiento institucional y comunitario, contribución al desarrollo rural, donaciones, y entes descentralizados (Casa de Estudio de la Historia de Venezuela "Lorenzo A. Mendoza Quintero", Casa Alejo Zuloaga y Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano).Graciela Pantin, gerente general de Fundación Polar, precisó que es más conveniente "en este caso" hablar de compromiso social, que de responsabilidad social, e indicó que la meta es atender causas y no consecuencias. Según Pantin, la fundación pone el acento en la valoración del conocimiento.

"No sustituimos, ni competimos con el Estado", esclarece, y agrega que todo el trabajo "está centrado en Venezuela".

Todo ello ha constituido la oportunidad para este Grupo Empresarial de demostrar que sensibilidad social y generación de riqueza no son aspectos reñidos entre sí. Sin embargo, pese a que Empresas Polar y la Fundación Polar tienen más de 60 años en nuestro país y de haber fundamentado parte de su existencia en el país, está considerando seriamente el retiro de su gran Conglomerado de Venezuela. Los Runrunes van y vienen y en la mira ¿Un gran Grupo Empresarial?

ATENCIÓN:

Para aquellas personas que se encuentran interesadas en adquirir las diferentes publicaciones de carácter académico que ha venido difundiendo la Fundación Empresas Polar, ésta ha abierto una librería en la Planta Baja de su edificio sede, la cual está abierta desde las 8:30 a.m. a las 5:00 p.m.

Fundación Empresas Polar

* Segunda Avenida, Los Cortijos de Lourdes, Edificio Fundación Empresas Polar, 1º piso, Caracas

* Teléfonos
Recepción 58 (212) 202.75.30
Biblioteca 58 (212) 202.75.35 al 37
Fax 58 (212) 202.75.22