Dos árboles emblemáticos que se han conservado a través de los siglos y que se han convertido en iconos de sus habitantes.

El Drago de Icod de los Vinos en la Isla de Tenerife España, es el más longevo que se conoce, es increiblemente grande. Como toda una Miss, este árbol tiene una altura de aproximadamente 17 metros y la base de su tronco un perímetro de 20 metros. A su lado uno parece un alfilercito.

Drago Milenario

Es esplendorasamente hermoso cuando está florecido; su majestuosidad es imponente; según la página oficial encargada de perpetuar los conocimientos sobre este árbol milenario cuando florece tiene un peso aproximado de 83,5 toneladas.

La edad de este drago ha sido muy discutida, se ha llegado a afirmar que podía tener más de cinco milenios, sin embargo, estimaciones recientes creen que su edad no pasa de 800-1000 años.

El Drago es la principal atracción turística de la comunida Icodense, anteriormente no se cobraba por verlo, su acceso era gratis; sin embargo el Ayuntamiento Icodense tomó ciertas medidas para lograr su conservación por unos cuantitos años más 8| entre estas decidieron remodelar el entorno del drago, desviando la carretera que pasaba a pocos metros y creando un parque temático en su entorno.

En el entorno del árbol crearon un jardín de endemismos, especialmente didáctico e ilustrativo para los turistas o visitantes, con pequeños Dragos, Cardones, Tabaibas, etc.

La Ceiba de San Francisco, ubicado en el Centro de la Capital de Venezuela En la esquina de San Francisco, justo en frente de la Iglesia del mismo nombre, se encuentra otro árbol con tradición milenaria, una hermosa Ceiba que tiene más de 130 años de historia. El árbol emblemático de nuestro Distrito Capital.

La Ceiba de San Francisco

"Algunos capitalinos afirman que la Ceiba fue sembrada en 1866 por la pequeña hija del prefecto de la Policía de Caracas de aquel entonces. La sembró de semilla, en el mismo lugar que hoy ocupa. También nos dicen que la sembradora regaba la débil planta hasta lograr tomar fuerza. Una fotografía tomada en 1870 por el alemán Neuman muestra la Ceiba con tres metros de altura, destacándose en el fondo la Iglesia de San Francisco con sus antiguos aleros y su aire colonial."

En la actualidad la monumental Ceiba mide más de 35 metros de altura con una circunferencia de 4 metros.

¿Será que el tamaño de ambos es comparable?, no, pero lo cierto es que ambos árboles pertenecen a la historia de ambos países. Pueblos y tradiciones, que perdurarán en nuestros corazones.