Evita suponer Cuando estés en una situación difícil, por dura que te parezca, evita imaginar que sucederá lo peor. Piensa que todo se resolverá de la mejor manera, y dedícate a buscar los elementos positivos que ésta también tiene. !Imagina y espera lo mejor con optimismo.

Llénate de entusiamo Cada mañana comienza el día, agradeciendo el regalo de estar vivo. Sonríe, y busca una razón para levantarte, un propósito, un proyecto o simplemente el deseo de compartir el desayuno con tus seres queridos. Decide comenzar con mucho entusiasmo y ganas el nuevo día.

Minimiza lo negativo Resalta siempre cada elemento positivo que tenga cada una de las situaciones que enfrentas. Evita exagerar o dramatizar los aspectos difíciles o negativos, de manera que sea más sencillo solucionarlos.

Claves para levantarte una vez más

Quiérete lo suficiente Para darte otra oportunidad. Rescata el aprecio y el valor hacia ti mismo. Haz contacto con tus talentos, dones y capacidades, evita pensar en tus limitaciones, errores y fracasos del pasado. ¡Piensa que estás en el umbral de una nueva vida, que traerá consigo lo mejor para ti!

Visualízate sano, feliz, alegre, exitoso, querido y en paz. Suavemente gira tu mirada hacia todo lo bueno, lo bello y lo positivo que ocurre y se manifiesta a tu alrededor. Abre una ventana desde adentro, para que el calorcito y el amor de las personas que te quieren y te acompañan, entre y te suavice internamente. ¡Déjate acompañar por quienes hablan del presente, con optimismo y alegría! Retoma lo positivo y envuélvete en esa energía.

Vuelve a comenzar con más fuerza, entusiasmo y determinación. Ocúpate sin sentirte abrumado para que puedas descansar al final de la actividad. No dejes de trabajar, hazlo sin presionarte, pues la actividad distrae tu mente y te desconecta del recuerdo negativo. Escribe afirmaciones positivas con frases de valor, fortaleza y recuperación, coloca estas tarjetas en lugares visibles donde te sea posible leerlas varias veces al día, especialmente cuando te sientas decaído.

Piensa que el término de una etapa, implica el comienzo de otra. Mientras más le des vuelta en tu mente al recuerdo de lo que te sucedió, por más tiempo te acompañará el dolor; soltarlo no significa olvidar los buenos y gratos momentos o las condiciones agradables que también existieron, sino dejar ir el recuerdo triste y doloroso, para poco a poco volver a sentirnos plenos. Utiliza el perdón si fuese necesario para sanar el dolor y suavizar tu situación.

Si te abres internamente, la oportunidad aparecerá frente a ti... ¡Siéntete querido y acompañado por la Divinidad!

Para dejar sus mensajes a Maytte, favor dirigirse a la web oficial de ella en:

www.maytte.com

Una vez que cargue la página, en la parte superior izquierda buscar Contacto, hacer click en éste y plantear sus problemas...